Vegan Maple Pumpkin Donuts
(donuts veganos con calabaza y sirope de arce)

La receta de hoy no podía ser más apropiada para esta temporada. Octubre y noviembre son los meses de la calabaza —en los que el mundo 2.0 se llena de fotos de recetas y bebidas con este ingrediente ;). Ya había estrenado mi bandeja para hornear donuts con esta receta, pero me apetecía encontrar otra versión calabacera (¡y en forma de donuts!) de estas magdalenas que hice hace algún tiempo. Además de rica, la receta de hoy no contiene lácteos. Si no le ponéis el glaseado tampoco tendrá azúcar, ya que la masa está endulzada con sirope de arce.








¡Feliz fin de semana!

^^^

Ingredientes (para 6 donuts)
1/4 de taza de aceite de girasol
1/2 taza de sirope de arce
3/4 de taza de puré de calabaza {se pueden encontrar calabazas asadas en las panaderías/pastelerías}
1/2 cucharadita de canela
1/4 de cucharadita de jengibre molido y nuez moscada
1/2 cucharadita de sal
1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
3/4 de taza + 2 cucharadas de harina tamizada
Glaseado de canela:
2/3 de taza de azúcar glas
1-2 cucharadas de leche de almendra (o de soja)
1/2 cucharadita de canela
1/4 de cucharadita de nuez moscada

Preparación
1. Precalentar el horno a 180 °C. Si es necesario, engrasar con aceite la bandeja para donuts.
2. Mezclar el aceite, el sirope, la pulpa de calabaza asada hecha puré, las especias, la sal y la levadura. Batir hasta que la mezcla esté suave. Añadir la harina tamizada y mezclar, pero no demasiado.
3. Echar la mezcla con cuidado en la bandeja para donuts. Llenar casi hasta el tope cada donut. Hornear de 15 a 18 minutos, haciendo "la prueba del palillo" hasta que salga limpio.
4. Sacar los donuts del horno y dejar reposar unos minutos. Luego pasarlos a una rejilla para que se enfríen.
5. Mientras, preparar el glaseado: Mezclar todos los ingredientes bien. No hay que poner mucha leche para que no se haga demasiado líquido. Cuando los donuts se hayan enfriado, "mojar" la parte de arriba de cada donut en el glaseado y dejar reposar hasta que se asiente. Estos donuts están más buenos si se comen el mismo día, pero aguantan en la nevera un par de días.

NOTA: No hagáis lo que hice yo, poner demasiada calabaza porque no quería desperdiciarla. Si ponéis demasiado puré de calabaza, la masa quedará demasiado blandita. Hay que respetar la proporción de harina y calabaza para que la textura esté perfecta.  ;)
{Receta adaptada de The Sweet Life}


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada