22 septiembre 2014

Prada Spring 2015 RTW y el regreso de Gemma Ward
a las pasarelas

La semana pasada, el mundo de la moda se quedó boquiabierto al ver a Gemma Ward abriendo el show de Prada en Milán. Por motivos personales abandonó las pasarelas, los contratos con marcas de moda y las portadas, y prácticamente "desapareció" (excepto por apariciones puntuales en el cine) durante 6 años. Esta top model australiana de rostro de muñeca, cuya carrera despegó con fuerza a los 15 años, fue protagonista de numerosas campañas de supermarcas como Dior, Louis Vuitton, Burberry o Prada. La historia de Gemma nos recuerda lo efímera que es la industria de la moda, y lo difícil que es mantenerse en lo alto durante mucho tiempo.

Con rostro serio y mirada firme, así salía Gemma desfilando para Prada, consciente de que se hablaría de ella y su retorno-sorpresa. No sabemos si ha vuelto para quedarse, o si el poder persuasivo de Miuccia Prada (que también sacó a Lara Stone de casa en este desfile) ha conseguido que hiciera una aparición fortuita en Milán.


En el desfile de la colección de Primavera 2015 (Ready to Wear), destacan los abrigos, las costuras marcadas, acabados deshilachados y las sandalias-zueco. Estos son algunos de los looks de la colección.


Gemma Wad fue la modelo más joven en aparecer en la portada de Vogue USA con 16 añitos, y durante varios años fue la protagonista de numerosas campañas internacionales con las que nos acostumbramos a verla por todas las revistas de moda.   Welcome back, Gemma!









{fotos vía Style.com}

<<>>

19 septiembre 2014

14 Dulces que no necesitan horno

{vía}

No estoy acostumbrada a no tener horno en casa (algo tan común en las cocinas occidentales), y muchas de las recetas dulces que conocemos lo necesitan. Pero es verdad que hay también gran variedad de dulces que no requieren horneado. De hecho, los meses de verano no suelo hacer apenas cosas en el horno y recurro a helados, mousses y cualquier receta que me evite encenderlo.

Hoy he hecho una selección de mis dulces favoritos que no necesitan horno.
Si no tenéis uno en casa o no os apetece utilizarlo, estas son mis recetas recomendadas...





Comienzo con una receta asiática —tailandesa, en concreto— que probé recientemente y que me gustó mucho:  el arroz dulce tailandés con coco y mango. Tiene un sabor delicado, dulce... y el fantástico aroma del mango. La combinación de coco y mango es una de las que más me gustan.


Una categoría deliciosa de dulces que admite muchas posibilidades sin la necesidad de hornear es la del desayuno. Podemos hacer cosas muy ricas tan solo con un cuenco de mezclado y una sartén. Por ejemplo...

Panqueques, como estos, estos o estos

{Panqueques de trigo sarraceno sin glutén}

O incluso podemos preparar panecillos para desayunar o merendar. 
Los famosos English Muffins NO necesitan horno. ;)


Un clásico americano del desayuno, French Toast, también se hace rápidamente y sin horno... un poco de mantequilla y una sartén son suficientes para cocinarlo.


Y si tenéis una plancha para gofres o una gofrera eléctrica, os recomiendo una de mis recetas favoritas de este clásico: Gofres con ricotta y limón.


En el apartado de postres fríos es obviamente donde encontramos más posibilidades. Entre mis favoritos, el helado de té verde matcha, el semifreddo de ciruelas rojas, el mousse de chocolate, la charlota de fresas y, por supuesto, el tiramisú.

{Semifreddo de ciruelas rojas}

{Charlotte con mousse de fresas}

{Helado de té verde matcha}

Las tartas frías con queso y masa de galleta también son una buena opción para un postre vistoso que no necesita cocerse en el horno. Os recomiendo esta tarta ligera de queso con limón y frutas, que puede hacerse con diferentes tipos de fruta según la temporada.


Y para terminar, hay postres "de picoteo" (o bitesize) que no necesitan horneado,
como estas trufas de granada, perfectas para el otoño entrante.


¡Feliz fin de semana!

<<>>


17 septiembre 2014

La colonia de gatos de Hemingway

La historia de la colonia de gatos de Ernest Hemingway comienza con Snowball, un gato con polidactilia (dedos de más) que le regaló un capitán de barco al escritor. Hemingway vivía en Key West —la puntita de Florida—, en una casa que ahora es museo y donde todavía viven los descendientes de Snowball. Porque poco después de Snowball vino su camada de gatitos y la familia fue multiplicándose con los años, igual que una bola de nieve... cada vez más grande.

Cuando estuve en Key West hace unos años no pude visitar este museo, pero recientemente encontré estas bonitas fotografías de Henry Hargreaves que presentan a parte de la familia actual de los gatos de Hemingway, ¡que suma ya 55 miembros!

















{Fotos vía Trendland}


<<>>