Fotografía culinaria en claroscuro

La fotografía culinaria de Nadine Greeff me recuerda a los bodegones flamencos del siglo XVII. Los alimentos aparecen tal cual, iluminados por luz natural indirecta, envueltos en el dramatismo del contraste entre luces y sombras que guían nuestra vista a un punto determinado de la fotografía. La fotógrafa sudafricana juega con estas sombras para añadir misterio a los elementos fotografiados. Algunos se quedan así, en la penumbra, apartados del punto focal tradicional. Es una fotografía fascinante e intrigante que despierta el interés del espectador, ¿no os parece?








Fotos de Nadine Greeff en Epicure + Aperture, vía Trendland.

• • •

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Que binita la de los chordones (frambuesas), a ver si para agosto podemos coger por Lanuza !!

    ResponderEliminar