Pizza mallorquina

A esta pizza la he llamado así simplemente porque el ingrediente estrella es la sobrasada mallorquina, no porque sea una receta tradicional de Mallorca. La idea surgió de las tostadas con sobrasada y pimiento que había probado. ¿Por qué no hacer esto en versión pizza? Pues bien, el resultado está más que probado y comprobado en mi casa (como que es nuestra pizza favorita y prácticamente la única que hacemos ya).

Aparte de la sobrasada, lleva una base de tomate, pimiento italiano a rodajas y queso (yo le pongo manchego, cheddar o una mezcla de quesos). Como pasa muchas veces, lo sencillo triunfa y no hace falta complicarse. La masa (receta de este libro) es muy fácil de hacer y se puede congelar. En definitiva, una receta fácil de hacer y sabrosa. :-)




¡Buen fin de semana!

***

Ingredientes
(para la masa, hace 2 pizzas)
1 cucharada de levadura panadera
1 cucharadita de azúcar
1 taza de agua caliente
3 tazas de harina de trigo
1/2 taza de harina integral
1 cucharadita de sal
una pizca de pimienta
3 cucharaditas de aceite de oliva
harina adicional para el amasado

(para 1 pizza)
100–200 g de sobrasada {de la de verdad, no de untar; la cantidad depende de cómo queréis que esté de fuerte el sabor}
1 pimiento italiano
tomate troceado natural o en lata
queso manchego o cheddar al gusto
sal, pimienta y orégano

Preparación
1. Para hacer la masa, mezclar la levadura y el azúcar en el agua caliente y dejar reposar hasta que burbujee, de 10 a 12 minutos.
2. Añadir las harinas, la sal, la pimienta y el aceite. Mezclar bien, añadiendo harina si es necesario para que la masa no esté pegajosa y pueda amasarse.
3. Amasar en plano doblándola y presionando unos 10 minutos. Ir añadiendo harina si hace falta.
4. Hacer una bola con la masa y poner en un cuenco previamente untado con aceite. Cubrir con un paño y dejar reposar en un lugar cálido hasta que su tamaño se duplique, de 40 a 60 minutos.
5. Precalentar el horno a 220°C.
6. Preparar los ingredientes: cortar la sobrasada a pedazos no muy grandes y planos, cortar el pimiento en rodajas y rallar el queso (o cortarlo en láminas).
7. Cuando la masa esté lista, sacarle el aire apretándola con el puño y amasar un par de minutos, añadiendo harina si está pegajosa.
8. Partir la masa en dos y formar dos bolas. Si se va a congelar una parte, envolver una de las bolas en plástico y meterla en el congelador.
9. Con las manos (yo lo prefiero así) o con un rodillo, aplanar y extender la masa para hacer la pizza. Poner sobre la bandeja del horno con papel de hornear debajo o un tapete de silicona.
10. Poner encima una primera capa de tomate llegando hasta casi el borde (al hacerse la pizza el borde crecerá mucho). Echar encima sal y pimienta al gusto.
11. Distribuir las rodajas de pimiento, la sobrasada y luego el queso por encima. Echar orégano por toda la pizza.
12. Hornear de 20 a 30 minutos, hasta que la masa esté dorada y firme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada