Semifreddo de ciruelas rojas

Las ciruelas rojas están ahora en su punto y hay que aprovechar. Hacía ya tiempo que quería hacer un semifreddo y esta era la ocasión perfecta: una caja de preciosas ciruelas rojas en la nevera, calorcito veraniego y pocas ganas de encender el horno.

Si no lo habéis probado antes, el semifreddo es un postre helado italiano que, a diferencia del gelato, se hace con claras de huevo y azúcar, formando un merengue que luego se congela. El resultado es un postre ligero y refrescante. Se puede hacer con frutas diferentes, que se cuecen y trituran en un puré fino que luego se mezcla con los demás ingredientes.

Los ingredientes son pocos: fruta, azúcar, clara de huevo, nata y un par de especias. Yo lo hice con una pequeña variación que me apetecía probar: con yogur griego en vez de nata. Como compro el yogur griego en cantidades industriales, siempre busco diferentes maneras de usarlo. Me gustó mucho como quedó, y espero que a vosotros también os guste este semifreddo.  :)





¡Feliz fin de semana!

***


Ingredientes

  • aceite vegetal para engrasar el molde
  • 600 g de ciruelas rojas cortadas en trozos
  • 1/2 cucharadita de cardamomo molido
  • 100 g de azúcar
  • una pizca de sal
  • 3 claras de huevos grandes
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 taza de yogur griego (¡con toda la grasa!)

Preparación

  • Engrasar con el aceite un molde rectangular de bizcocho y forrarlo con plástico, dejando que sobresalga por los bordes
  • Mezclar las ciruelas, el cardamomo, un tercio del azúcar y una pizca de sal en un cazo. Cubrir y cocer a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que las ciruelas suelten su jugo, unos 5 minutos. Descubrir y cocer hasta que las ciruelas se reblandezcan y se desmenucen, de 6 a 8 minutos más. Dejar enfriar un poco.
  • Triturar la mezcla de ciruelas para que quede un puré muy fino. Dejar enfriar.
  • Batir las claras de huevos, la pizca de sal y el resto del azúcar en un bol mediano que pueda ponerse sobre un cazo con agua hirviendo (el bol no debe tocar el agua). Calentar, batiendo constantemente, hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla se note caliente al tocarla, unos 4 minutos. Sacar el bol, añadir la vainilla y batir a velocidad alta hasta que la mezcla haya triplicado su volumen y esté de color blanco brillante y enfriada, unos 10 minutos.
  • Añadir con cuidado un tercio del yogur a la mezcla de claras hasta que esté uniforme. Añadir el resto del yogur. Cuando esté uniforme, añadir el puré de ciruelas sin remover mucho, lo justo para que aparezcan líneas de color bien repartidas.
  • Echar la mezcla en el molde preparado y alisar la superficie. Doblar el plástico por encima para taparlo y congelar hasta que esté firme, al menos 8 horas.

    {Receta adaptada de bon appétit}

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada