Yonanas! Helado sano con plátano, frutas... ¡y sin lácteos!

¿A quien no le gusta el helado? ¡A mí me encanta! :) Sobre todo los días de calor cuando solo apetece comer cosas frescas y no me entran muchos dulces. Pero es verdad que el helado puede resultar bastante pesado por la cantidad de nata que lleva. Por eso cuando descubrí este invento gracias a mi cuñada en Seattle, se me abrió un mundo de posibilidades: el hacer "helado" tan sólo con fruta, de la que, todo sea dicho, me hace falta comer más. Y es que el plátano es tan cremoso y dulce, que resulta la base perfecta para hacer este "helado" sano, y con ello es apto además para las personas que no puedan tomar lácteos.

Cierto es que se puede hacer también esto triturando el plátano (antes congelado) con una batidora, pero siempre me ha parecido que la textura quedaba muy puré y blandita con este método. Con la máquina de Yonanas (curioso nombre), será por la forma de las aspas, o la manera de triturar la fruta, la textura y el sabor es realmente como el helado "de verdad", aunque no lleve nada de lácteos, yemas, ni azúcar añadido. El truco está en el plátano, porque otras frutas no tienen la textura adecuada para darle cremosidad.

{vía Amazon.es}

Parece que este sea un post patrocinado, queridos y queridas, pero no, simplemente quiero compartir mi opinión por si a alguien le interesa porque en mi casa es una maquinita muy usada. ;)
Os explico cómo funciona...

Lo primero es congelar la fruta que queremos utilizar. Mi congelador ya tiene un espacio exclusivamente dedicado a bolsas con fruta congelada. :)  La fruta debe estar pelada, lavada y cortada a rodajas si es muy grande para que quepa por el tubo de entrada de la máquina. La base de todos los "helados Yonanas" son siempre los plátanos, así que hay que pelarlos y partirlos por la mitad antes de congelarlos... y tener una buena reserva porque se suele utilizar al menos 1 por persona. Toda la fruta debe estar bien madura antes de congelarla. De hecho, esta es también una buena manera de utilizar plátanos demasiado maduros (esta es otra ;). Mis frutas favoritas para mezclar con plátano: fresas, arándanos azules, kiwi, mango, melocotón, caqui... {Un consejo: ¡la piña no vale porque es demasiado fibrosa!}

Después la sacamos del congelador y esperamos unos minutos para que se descongele un poco, de lo contrario nos saldría un granizado más que un helado. ;)  Y entonces, metemos primero el plátano y luego la fruta que queramos, alternando con plátano para que no pierda la textura cremosa.

{plátano y té verde matcha}

{plátano y arándanos azules}

Pero además de fruta podemos ser creativos y añadir otras cosas (aunque no le haga falta porque con fruta solamente está riquísimo). Yo he probado con crema de cacahuete, té verde matcha y cacao.  El truco está en untar o echar por encima del plátano lo que queramos añadir, antes de triturarlo con la máquina.

Mis combinaciones favoritas:
Plátano + crema de cacahuete
Plátano + fresa
Plátano + mango
Plátano + arándanos azules
Plátano + kiwi
Plátano + té matcha


*** Podéis ver otras recetas en la página de Yonanas. La máquina la compré en Amazon España, que también la ofrece a través de otros vendedores. Y por supuesto, la podéis encontrar también en Amazon USA para los que vivís allí.  ;)  ***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada