Tofuya-Ukai: Una comida tradicional en el centro de Tokio

El restaurante Tofuya-Ukai está situado junto a la reconocible Torre de Tokio, sin embargo al traspasar sus puertas y entrar en sus delicados jardines, parece que hayamos entrado en un mundo totalmente diferente... un lugar relajado y apartado del moderno y ajetreado Tokio contemporáneo. Nos adentramos en toda una experiencia culinaria en la que participan todos nuestros sentidos. Primero, paseando a través de sus jardines, nos relajamos y nos dejamos llevar por la tranquilidad del lugar, dispuestos a entregarnos por completo a las delicias gastronómicas japonesas. El restaurante se especializa en el tofu, pero el menú incluye varios platos de pescado y carne. Esta es una de las mejores experiencias culinarias de la ciudad, totalmente recomendada a todos aquellos foodies como yo, amantes de la buena comida. ;)

Aunque el precio puede llegar a ser bastante alto, la calidad de la cocina, el espectacular lugar y la experiencia bien lo valen. Os recomiendo ir a almorzar, cuando los precios son bastante más baratos y se puede apreciar mejor el jardín. Esta es una comida tradicional japonesa, al estilo kaiseki, por lo que dura varias horas y se compone de muchos platos variados. Fue una de mis vivencias favoritas en Tokio, aunque no la pusiera en mi "top 10", porque se merece una entrada aparte.

¿Os venís a visitar virtualmente el Tofuya-Ukai? Empezamos por esos jardines de ensueño, con la Torre de Tokio asomándose entre arces rojos y otros árboles japoneses. Más de 6500 m2 de vegetación tradicional, estanques... y mucha tranquilidad.

{la entrada al jardín}






Una de las salas para los comensales vista desde el jardín. A pesar de tener dos plantas con más de 50 salas privadas, nos sentimos como si fuéramos los únicos comiendo allí ese día.


Algunas de las salas tradicionales que hay dentro:




Esta fue nuestra sala, en la segunda planta:




Pero vamos ya con la comida, ¿no? :)
Pedimos dos tipos de menú. Uno tenía 8 platos, y el otro 9, incluyendo el postre. 

El primer plato fue uno de los más espectaculares visualmente. El sabor era muy suave y dulce, con un toque de flor de cerezo, que adorna también el plato.

Sepia rellena de arroz



Después pasamos a degustar el primer plato de tofu, acompañado de un taquito de tortilla. El mejor tofu que he probado en mi vida ha sido en este restaurante. :)

Tofu frito con salsa de miso


A continuación vino el turno del pescado crudo, acompañado de un taquito de gelatina. Perfecta la presentación y el sabor. En cada menú nos sirvieron un tipo diferente. Mi atún venía con una vaina de guisantes. Quedaba tan bonita que me costó empezar el plato... pero no acabarlo. ;)

Sashimi variado



A continuación, cambio a carne: guisada y tierna a más no poder, con una reducción dulce y ahumada que le daba un sabor espectacular.

Cerdo guisado con patata


Este triple plato fue uno de mis favoritos; me encantó la sopa fría, tan delicada y sabrosa. Además, no conocía la planta japonesa llamada fuki フキ (petasites japonicus). En inglés la llaman butterbur y tiene un rico sabor a mantequilla. Se utiliza mucho en la cocina japonesa.

Tallo de bambú
Sopa fría de guisantes
Tofu con salsa de fuki


Otro plato de tofu de delicado sabor, esta vez hervido en una cazuela de barro con algas kelp. En la foto podéis ver a nuestra simpática camarera sirviendo este plato.

Tofu hervido con caldo de kelp


Este plato de pescado a la parrilla venía en el menú de nueve platos. De delicado sabor y cocido a la perfección.

Trucha japonesa a la parrilla con verduras


Y acabamos con este plato tan rico acompañado de sopa con miso...

Arroz avinagrado con huevas de salmón y plantas silvestres



A pesar de la comilona, siempre queda lugar para el postre. Este era de sabores muy japoneses.

Pudín de leche de soja y alubias azuki dulces


Espero que os haya gustado este post culinario. Y si visitáis Japón y sois de buen comer, no dudéis en hacerle un hueco en el bolsillo a una comida tradicional kaiseki. ¡No os arrepentiréis!

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada